Llamadme Alejandra

El ser humano, si lo sostiene la fe, puede soportarlo todo. Todo, la muerte, la ruina, la enfermedad, la traición. Mis años me han enseñado que cuando el límite se ha rebasado, aparece aún uno más; que todos nosotros somos, hombres y mujeres, extraordinarios.

A veces me pasa, y solo a veces, que me sorprendo enamorándome de un tema o de un personaje, o de ambas cosas. También me pasa a veces que lo veo venir y otras que me pilla totalmente por sorpresa. Ayer fue un ejemplo del primer caso y os voy a contar por qué.

El pasado dos de marzo, en Alicante, tuvo lugar la gala del Premio Azorín de novela. Este premio, como muchos

espido 3
Espido Freire un día después de ganar el Azorín. Foto: Borja López

sabréis, lo conceden la Diputación de Alicante y la Editorial Planeta en una colaboración que lleva funcionando desde 1994 y que inauguró como premiado Torrente Ballester con La novela de Pepe Ansúrez.

Este año ha sido especial, no solo porque lo ha recibido una buena amiga sino porque cuando pude saber con qué novela lo hacía empecé a sospechar que tendría un romance con el libro. Y así ha sido, y es de las pocas veces que no odio tener razón.

Espido Freire ha sido la culpable de que durante los últimos días me haya visto atrapada en Rusia; atrapada en la esperanza y la desesperanza, en el amor, la maternidad, la traición, el deseo, la tristeza, la melancolía, el rechazo y la magia. En 368 páginas en las que Espido me puso en la piel de Alix, la última zarina.

La novela está narrada en primera persona por Alejandra Romanova in extremis res. Empieza con la escena inmediatamente anterior al fusilamiento de la familia (esto no es un spóiler, la culpa es tuya si no sabes historia) para llevarnos a la última residencia, bajo arresto, de los zares en la que Alix narra a sus hijas, al detalle, la historia de su vida.

No es fácil, pienso, escribir una novela en primera persona sobre un personaje real, diría que es casi osadoespido 2 intentarlo y una responsabilidad extrema; no solo por lo fiel que logres ser al personaje (que no has conocido), sino por lo difícil que es  lograr conmover al lector y meterlo en la piel de alguien que no pertenece a su tiempo. No tengo que decir que Espido lo consigue y que, es más, consigue que comprendamos la incoherencia entre quién fue Alejandra y quién nos han dicho que fue Alejandra. Que nos conmueva la fortaleza de una mujer que tuvo que soportar la enfermedad propia y ajena como medio de vida en un país extraño que además la rechazó siempre. Que palpemos la diferencia entre lo humano y lo histórico.

Creo que en estas páginas Espido saca lo que se espera de ella, que nos deja con la boca abierta una vez más, demostrando la calidad de su narrativa y que, todavía a veces, dan premios merecidos.

Lo mejor: la fluidez de la narrativa y la fuerza de la historia.

Lo peor: creo que es una novela mucho más fácil de leer para mujeres que para hombres, precisamente por la fuerza empática que conlleva.

Páginas: 368
Precio: 20,50€
Editorial: Planeta

#ElSaborDeLasPalabras | Espido Freire

Después de ciertos problemas con el blog, vuelvo a la carga. Hace unas semanas que el blog desapareció por problemas técnicos, y desde mediados de septiembre he tenido algunas dificultades para resolver estos asuntos (esencialmente falta de tiempo). Ahora voy a intentar actualizar los eventos que han indo transcurriendo y dejando los vídeos resumen de esas jornadas increíbles.

En el vídeo que voy a subir a este post es del 14 de octubre, día en el que Espido Freire vino a Alicante a formar parte del ciclo #ElSaborDeLasPalabras. Veréis que, en contra de lo que muchos creían, la demanda de cultura en Alicante es bastante elevada y por suerte o por desgracia nos faltaron asientos tanto en la conferencia como en la cena. Aquí os dejo el vídeo, porque dicen que una imagen vale más que mil palabras, y aquí van muchas imágenes.

Feria del Libro de Alicante: Oferta formativa

Dije que iría comentando actividades y asuntos de la Feria del Libro, ya que su organización está llevando de cabeza mi vida las últimas semanas. Bien, uno de los puntos más reclamados en otras ediciones ha sido la oferta de cursos, charlas y talleres, y aunque siempre hemos contado con el prestigioso taller de narrativa de Mariano Sánchez Soler había un vacío en gran parte de los días de Feria que nos propusimos llenar.
¿Qué vamos a ofrecer entonces? Pues sentaos bien porque vais a alucinar:

En primer lugar ofrecemos un ciclo de talleres y conferencias con ponentes como Ángel Conde y Víctor Manuel Sanchis, Rubén Mira,
Antoni Biosca, Javier Moro, Eduardo Boix o Pilar Eyre. Este ciclo, al que hemos llamado Literatura, Historia y Vida, está avalado por la Universidad Miguel Hernández, que entrega un certificado de asistencias equivalente a nueve horas de formación. El único requisito es inscribirse en: http://goo.gl/forms/UzYmiifpLO y asistir a cinco de las seis charlas.

En segundo lugar seguimos contando con el taller de narrativa de Mariano, que se impartirá de nuevo en la Sede de la UA. Para apuntarse también ofrecemos un enlace: http://goo.gl/forms/JgcQvamny4

Y por último pero no menos importante ofrecemos, ni más ni menos, que un taller de Oratoria impartido por Espido Freire. Para apuntarse a este taller hay que entrar en http://goo.gl/forms/7XXoASJ8mS. Si estáis interesados os recomiendo que os deis prisa.

Además de esta oferta formativa contamos con distintas actividades, como mesas redondas, recitales de poesía, presentaciones de libros y una lectura continuada del quijote.

Nos estamos volviendo un poco locos organizando todas las actividades, ya que son solo once días de Feria, pero once días muy intensos. La dificultad no es ya encajar las fechas para cada cosa, es darle la promoción necesaria para que nadie se quede sin saber lo que estamos montando. ¿Nos ayudas con la difusión? Solo te pedimos que compartas las publicaciones que hacemos en www.facebook.com/ferialibroalicante.

Seguiremos informando.

Premio Planeta 2015

Muchos seguísteis la gala ayer por Twitter. Pero aquí os dejo yo mi humilde crónica.

Ayer a las 14h salimos de Madrid-Atocha hacia Barcelona-Sants para asistir, como sabéis, a la gala del Planeta 2015.
Un año más Javier Sierra se hacía protagonista de las quinielas tuiteras como favorito al premio. Como finalista sonaban nombres televisivos como Isabel San Sebastián o Cristina Pedroche. Un ejemplo más de que nadie tiene -nunca- ni idea de lo que puede pasar en esta gala.
A las 17h llegábamos imageal hotel Princesa Sofía, donde se alojaba todo el panorama editorial. Un lujo sobre otro.
Fantásticamente organizado: una recepción solo para asistentes al Planeta que agilizaba el check in, condiciones de alojamiento lujosas y autobús para asistir a la gala.

Tres horas para descansar y arreglarse y a las 20’30 estábamos en recepción hablando con grandes como Nativel Preciado, Javier Sierra, Teresa Viejo, Espido Freire… Y entonces…al autobús todos!image
Al llegar, protocolo, fotocol… y al cóctel de bienvenida. Allí nos encontramos con Eduard Punset, por ejemplo.

Llegados los políticos de turno -como por ejemplo: Artur Más, Albert Rivera,  Pedro Sánchez…- pasamos a la mesa!

La compañía no podía ser mejor. Nos sentaron junto a mi amiga Pilar Eyre, Dolores Redondo (precisamente hace tres días que empecé su trilogía) y Luz Gabás.

Entre intervención e intervención para avanzar con las votaciones de las obras finalistas:

Pudimos hablar de la promoción de sus últimas novelas por todo el mundo o la venta de derechos al cine. De lo que se echa de menos a Ana María Matute y de la trágica muerte de Chirbes.
Gran velada, ya que Pilar, Luz, Dolores y Javier son tan interesantes como simpáticos.

Tras la cena y el anuncio de la ganadora –Alicia Giménez Bartlett con Hombres Desnudos- y el finalista –Daniel Sánchez Arévalo– nos despedimos del Palacio de Congresos y nos dirigimos de nuevo al hotel para tomar unas copas y seguir con la charla. Aquí se unieron a nosotros Espido Freire y Máxim Huerta, y terminamos una noche de lo más agradable entre letras, estrellas, Planetas y gintonics.