Corazón no, hemisferio izquierdo.

En relación a lo que comentábamos de las citas del otro día he encontrado un cortometraje que saca a relucir por qué hacemos cada cosa en ellas. Buenísimo: las diferencias entre nuestro hemisferio izquierdo y nuestro hemisferio derecho. ¿Cuál te domina a ti?  

¿Segunda cita? No, gracias

Cuando llevas tiempo sin relaciones estables, pasas hasta del sexo porque sí o miras a los hombres con desinterés te das cuenta de que quizá estés entrando en una distimia (normalmente pasajera). Es decir, una especie de pequeña depresión, en este caso focalizada en el sexo opuesto que se traduce en el típico "uff, ligar, [...]