Encuentro con Carmen Posadas

Hace un par de semanas tuve la suerte de compartir Chester con Carmen Posadas. En esta ocasión fue gracias a Casa Mediterráneo y a la Fundación Cañada Blanch, que organizan en conjunto un ciclo mensual de encuentros literarios.
Tenía algo de miedo por este encuentro, no había conocido personalmente a carmen hasta entonces, el resultado fue estupendo: hablamos de la vida, de su trayectoria, de cómo ha cambiado España, de su último libro La maestra de títeres y por ende de las luces y sombras de la alta sociedad.

Creo que este audio os puede gustar. Al menos, a las 80 personas que asistieron al encuentro les resultó muy entretenido.

Noticias relacionadas con la fdL

Como algunos sabéis, este año me ha tocado estar al frente de la Feria del Libro de Alicante. En 5 semanas hemos logrado poner en marcha un proyecto que espero que sirva de precedente para futuras ediciones.
Todavía estamos en el ecuador del evento pero aquí va una pequeña recopilación de noticias relacionadas.

La Novela Negra se cuela en la Feria del Libro de Alicante

https://www.diarioinformacion.com/cultura/2019/04/02/novela-negra-cuela-feria-libro/2134443.html

Blue Jeans y Sonsoles Ónega en la Feria

https://www.diarioinformacion.com/cultura/2019/03/31/blue-jeans-sonsoles-onega-feria/2133961.html

Comienza la Feria del Libro más ambiciosa

https://alicantepress.com/art/41797/comienza-en-alicante-la-feria-del-libro-mas-ambiciosa

De la paralización a la mayor Feria del Libro de Alicante

https://www.elmundo.es/comunidad-valenciana/alicante/2019/03/27/5c9a99ddfdddffe4428b46ae.html

Benjamín Prado e Ismael Serrano en la Feria

https://www.diarioinformacion.com/cultura/2019/04/03/benjamin-prado-e-ismael-serrano/2134876.html

Con Eva García Sánez de Urturi en La Explanada

Mal

Mi frase favorita: ¿qué haces despierta a estas horas?
Creo que es la pregunta que más veces me han hecho en mi vida.

Soy insomne por naturaleza; da igual las horas que haya trabajado, los kilómetros que haya recorrido o la buena voluntad de ser una chica sana, no me duermo hasta las mil.

Sí, he consultado con médicos, psiquiatras, gurús, brujos y santeros. Hasta pedí a Papá Noël en una ocasión que en vez de cosas me trajera sueños, pero en el sentido literal de la palabra. Ni con esas.

Aunque, como casi todo en esta vida, el insomnio tiene una o varias cosas buenas: las horas muertas en la cama son ideales para leer, ver series, pensar, crear, comerte la cabeza, rumiar…mejor no sigo, que me voy a lo que no iba.
Lo que en realidad quería decir es que por las noches nos volvemos más creativos para lo bueno y para lo malo. Yo, por ejemplo, tengo la manía de darle al blog de madrugada, de renovar las webs, de escribir… también me gusta mirar a mi perro mientras duerme; tan feliz, tan ajeno a todo.

Pero nos volvemos también creativos para lo malo y, no dormir lo suficiente y no dormir a tiempo facilita que veas todos los puntos oscuros de tu realidad mucho más oscuros e incluso impracticablemente oscuros. Vamos, que por la noche los problemas se vuelven enormes, que los conflictos no tienen arreglo y que el dolor se vuelve insoportable. La noche debilita los corazones, dice Ismael Serrano y, por lógica, los insomnes somos mucho más vulnerables que los demás.

Hace años que trato de buscar estrategias que paren la rumiación nocturna. Porque me di cuenta de que lo que por la noche era un problema insalvable por la mañana ni siquiera era un problema. ¿Habrá mayor pérdida de tiempo que rumiar lo que no existe? El maldito «Y si» al que dediqué un artículo hace años sigue atacando. Así que decidí no pensar y dormir escuchando una serie de fondo, o la radio, o un podcast.

Tampoco sé lo que es dormir con tapones porque solo la idea de pasar horas escuchándome a mí misma con mis lamentos me resulta angustiosa. Parece que cuando uno se para a pensar en la cama solo ve las cosas que pueden salir mal y, obviamente las cosas, a veces, salen mal. Pero no por pensarlas tanto van a salir peor, o eso quiero pensar, aunque a estas horas pienso mal. Entrar en ese bucle podría hacer que una desarrollase también un miedo patológico a ir a la cama porque, en su caso, ir a la cama también sale mal. Las cosas salen mal, este artículo sale mal…y las noches a veces son una mierda. Pero oye, que yo hoy tampoco estoy tan mal.

Los insomnes, me dijo alguien el otro día, que tenemos una sensibilidad especial. Habrá que quedarse con eso.

Ahora también en IVOOX. Toma ya.

Pues sí, como no teníais ya bastante Yo, pues ahora también he creado un podcast con las entrevistas que hago a los autores en los ciclos. No es por acaparar, que también, es que mucha gente no puede acudir a la librería o a Casa Mediterráneo entre semana y ya hace tiempo que me pedían que lo grabase. Por otro lado siempre es una pena que algunas conferencias se pierdan por lo efímero, ya que, de estos autores que se atreven a conversar, se puede aprender mucho.

Los podcast están programados para ir subiendo cada domingo. De momento tenéis a Juan Eslava Galán, Nativel Preciado e Ignacio Martinez de Pisón.
Los siguientes serán:
Javier Moro
Carmen Posadas
Fernando Marías
Rosa Montero
Lorenzo Silva
Manuel Vilas
Alejandro Palomas
Inma Chacón
Espido Freire
Benjamín Prado y José Luis Ferris (coloquio)
Ismael Serrano
Lorenzo Silva, Elia Barceló, Mariano Sánchez Soler y Víctor del Árbol (mesa redonda)
Cristina López Barrio
…Seguirá

Aquí os dejo el enlace:

https://www.ivoox.com/podcast-entrevistas-mejores-autores-espanoles_sq_f1659348_1.html

Si me queréis, ¡suscribirse!

Se requiere mecenas. Dejen su currículum en la pestaña de contacto.

Se me vencen los tiempos, no es broma. Acumulo audios de conferencias, relatos de mis neuras, anécdotas de anécdotas y comentarios de libros que no consigo sentarme a escribir. Lo fácil es decir que no tengo tiempo, y no sería mentira pero la realidad es que llevo tal acumulación de tareas en la mente que cualquier acto creativo se bloquea a mitad de camino. Es una especie de orgasmo mental abortado: viene, viene, vieneeee y pum, se corta. Y se corta porque de donde no hay no se puede sacar y lo que no hay es tiempo para pensar ni para crear, solo para producir.

Produce, me dice la cabeza -y el director del banco del que ahora soy propiedad-, produce… y ya no puedo producir más. Porque lo triste de la vida es que producir no es crear, no para mí y no por ahora. Mi novela está abortada, mi editorial en standby, mis horas de sueño recomendadas por la OMS…¿dónde quedaron? se fueron con las oscuras golondrinas. Y todo, ¿por qué? por una razón sencilla: porque hay que pagar facturas.

Necesito un mecenas.