Encuentro con Fernando Marías

En las últimas semanas, por razones que explicaré en un post extenso no he tenido tiempo de compartir en el blog las publicaciones de los audios que tengo programados en IVOOX. Por eso hoy se me juntan Fernando Marías y Carmen Posadas.
Esta entrada va dedicada exclusivamente a Marías.

Si busco en mi memoria el tiempo que llevo siguiendo a Fernando en redes me pierdo en algún punto lejano. Nunca me atreví a entablar una conversación porque sí y creo que en este caso la paciencia fue de lo más acertada, ahora lo comprenderéis.

Cuando llegó a mis manos La isla del padre y empecé a leer me di cuenta de que en todo ese tiempo en el que nunca hablamos sí vivimos algunas cosas similares, incluso algunas extrañamente similares. La muerte del padre y nuestros recuerdos de él son, como digo siempre, lugares comunes. Nadie es más especial que otro por vivir una pérdida importante, todos las tenemos, sin embargo sí que hay un matiz interesante en todo este asunto y no es el hecho de vivirlo sino la forma de hacerlo y, sobre todo, la forma de narrarlo.
Uno puede tener una forma de sentir especial y una serie de pensamientos originales o, como mínimo, fuera de lo común. Los que nos dedicamos a esto de la literatura, además, tenemos siempre el matiz dramático (más si cabe ante estas situaciones). La forma de narrar de Fernando, en este libro no solo es original, es inteligente. No conozco todavía a nadie que haya salido ileso de La isla del padre.

Creo que este podcast os puede interesar especialmente

Encuentro con Carmen Posadas

Hace un par de semanas tuve la suerte de compartir Chester con Carmen Posadas. En esta ocasión fue gracias a Casa Mediterráneo y a la Fundación Cañada Blanch, que organizan en conjunto un ciclo mensual de encuentros literarios.
Tenía algo de miedo por este encuentro, no había conocido personalmente a carmen hasta entonces, el resultado fue estupendo: hablamos de la vida, de su trayectoria, de cómo ha cambiado España, de su último libro La maestra de títeres y por ende de las luces y sombras de la alta sociedad.

Creo que este audio os puede gustar. Al menos, a las 80 personas que asistieron al encuentro les resultó muy entretenido.

Noticias relacionadas con la fdL

Como algunos sabéis, este año me ha tocado estar al frente de la Feria del Libro de Alicante. En 5 semanas hemos logrado poner en marcha un proyecto que espero que sirva de precedente para futuras ediciones.
Todavía estamos en el ecuador del evento pero aquí va una pequeña recopilación de noticias relacionadas.

La Novela Negra se cuela en la Feria del Libro de Alicante

https://www.diarioinformacion.com/cultura/2019/04/02/novela-negra-cuela-feria-libro/2134443.html

Blue Jeans y Sonsoles Ónega en la Feria

https://www.diarioinformacion.com/cultura/2019/03/31/blue-jeans-sonsoles-onega-feria/2133961.html

Comienza la Feria del Libro más ambiciosa

https://alicantepress.com/art/41797/comienza-en-alicante-la-feria-del-libro-mas-ambiciosa

De la paralización a la mayor Feria del Libro de Alicante

https://www.elmundo.es/comunidad-valenciana/alicante/2019/03/27/5c9a99ddfdddffe4428b46ae.html

Benjamín Prado e Ismael Serrano en la Feria

https://www.diarioinformacion.com/cultura/2019/04/03/benjamin-prado-e-ismael-serrano/2134876.html

Con Eva García Sánez de Urturi en La Explanada

Mal

Mi frase favorita: ¿qué haces despierta a estas horas?
Creo que es la pregunta que más veces me han hecho en mi vida.

Soy insomne por naturaleza; da igual las horas que haya trabajado, los kilómetros que haya recorrido o la buena voluntad de ser una chica sana, no me duermo hasta las mil.

Sí, he consultado con médicos, psiquiatras, gurús, brujos y santeros. Hasta pedí a Papá Noël en una ocasión que en vez de cosas me trajera sueños, pero en el sentido literal de la palabra. Ni con esas.

Aunque, como casi todo en esta vida, el insomnio tiene una o varias cosas buenas: las horas muertas en la cama son ideales para leer, ver series, pensar, crear, comerte la cabeza, rumiar…mejor no sigo, que me voy a lo que no iba.
Lo que en realidad quería decir es que por las noches nos volvemos más creativos para lo bueno y para lo malo. Yo, por ejemplo, tengo la manía de darle al blog de madrugada, de renovar las webs, de escribir… también me gusta mirar a mi perro mientras duerme; tan feliz, tan ajeno a todo.

Pero nos volvemos también creativos para lo malo y, no dormir lo suficiente y no dormir a tiempo facilita que veas todos los puntos oscuros de tu realidad mucho más oscuros e incluso impracticablemente oscuros. Vamos, que por la noche los problemas se vuelven enormes, que los conflictos no tienen arreglo y que el dolor se vuelve insoportable. La noche debilita los corazones, dice Ismael Serrano y, por lógica, los insomnes somos mucho más vulnerables que los demás.

Hace años que trato de buscar estrategias que paren la rumiación nocturna. Porque me di cuenta de que lo que por la noche era un problema insalvable por la mañana ni siquiera era un problema. ¿Habrá mayor pérdida de tiempo que rumiar lo que no existe? El maldito «Y si» al que dediqué un artículo hace años sigue atacando. Así que decidí no pensar y dormir escuchando una serie de fondo, o la radio, o un podcast.

Tampoco sé lo que es dormir con tapones porque solo la idea de pasar horas escuchándome a mí misma con mis lamentos me resulta angustiosa. Parece que cuando uno se para a pensar en la cama solo ve las cosas que pueden salir mal y, obviamente las cosas, a veces, salen mal. Pero no por pensarlas tanto van a salir peor, o eso quiero pensar, aunque a estas horas pienso mal. Entrar en ese bucle podría hacer que una desarrollase también un miedo patológico a ir a la cama porque, en su caso, ir a la cama también sale mal. Las cosas salen mal, este artículo sale mal…y las noches a veces son una mierda. Pero oye, que yo hoy tampoco estoy tan mal.

Los insomnes, me dijo alguien el otro día, que tenemos una sensibilidad especial. Habrá que quedarse con eso.