Esto es lo que me está pasando


Todos hemos oído hablar del duelo. El duelo es esa fase por la que uno pasa cuando pierde algo que era importante en su vida y en consecuencia tiene que adaptarse a una nueva situación. Puede producirse por la pérdida de un ser querido (no necesariamente por fallecimiento), un divorcio, un trabajo… Nadie está a salvo del duelo, pero aunque así sea, cada duelo es personal e intransferible. Los expertos hablan de varias fases por las que todos pasamos tras una pérdida, unas duran más, otras menos, hay personas que directamente se saltan fases o las desordenan pero en resumen suelen ser estas:
La negación suele ser la primera, y tiene su sentido. Es esa fase en la que removemos todos nuestros recursos mentales para ocultarnos a nosotros mismos la realidad, no se inicia el dolor ni el llanto, se habla de la persona como si siguiera con nosotros e incluso se evita el tema de conversación. Es natural, nadie quiere sufrir.

descarga (2)La negociación con la realidad suele ser la segunda, esta fase es en la que ya nos vemos cayendo en el precipicio del dolor y nos agarramos a la ultima rama posible para rogar a Dios o a los astros que eviten la tragedia. Sabes que no va a funcionar, pero necesitas quemar el cartucho.

La tercera es la depresión, la fase que más personas atrapa y donde es peligroso quedarse atascado. Has caído, la rama a la que te agarrabas se ha roto y te encuentras destrozado al fondo del abismo con todo el cuerpo apaleado, sin fuerzas para levantarte y con el pensamiento recurrente y circular de que ya no está, de que se ha ido para siempre y de que tendrás que buscar otro corazón en el que apoyar el oído para sentir el amor y la vida. (Yo estoy aquí)

Luego viene la ira, te das cuenta de que la vida te ha hecho daño y arremetes contra ella y contra el juicio de la naturaleza. Te preguntas por qué, por qué él, por qué tú, por qué todo…Empiezas a odiar el mundo y a todos los que se han quedado y han permitido que él se fuera. Sabes que en realidad nadie te lo podrá devolver y que necesitas a los que se han quedado, pero es imposible controlar tanta rabia y para que se vaya hay que dejarla salir.

La última es la aceptación. Para llegar hasta aquí has tenido que agotar tus lagrimas y tu rabia, tu cabeza tiene que haber asumido que nada podía hacer para cambiar la situación y que no hay culpas que reprocharse. Que simplemente ocurrió y ahora hay que empezar otra vez o seguir aceptando que él solo será un recuerdo. Probablemente necesites estar solo y ordenar tu cabeza, reorganizar tu vida y tus objetivos, hazlo, los demás lo deben entender.
Suena duro, pero los que nos quedamos no tenemos más opción que seguir adelante.

11 comentarios sobre “Esto es lo que me está pasando

    1. Gracias, conforme pasan los días se vuelve una tarea algo más sencilla. A decir verdad son más difíciles las noches. Pronto nos recuperaremos todos de esto, al fin y al cabo nos necesitamos 🙂

    1. Gracias, si, soy psicóloga, por eso conozco las fases, aunque lamentablemente ser psicólogos no nos inmuniza ante las emociones. Aunque al principio me costó más lo voy pasando con bastante entereza…salgo y me distraigo mucho.

  1. Parece que siempre es así. Y cada persona vive sus etapas de manera distinta. Llevo una semana leyendo artículos sobre estas fases, y a mí se me hace difícil identificar en la que me encuentro, siento demasiadas cosas a la vez. Pero si, como señalas en rojo, estás en la tercera, no te estanques y sal de ella. Pasada esa, sólo te queda una rabieta y después la vida de nuevo, que te estará esperando. Un saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s