Propósitos de año nuevo que me traen de cabeza


Madre mía qué caos. Enero es el mes de la vuelta al cole tras el primer trimestre y las primeras notas y me llevan frita. Desde que me levanto hasta que me acuesto el teléfono no deja de sonar y a eso se suma que como una poco a poco se va haciendo nombre pues también la van llamando para hacer pruebas en juicios y para algunas terapias con adultos algo más complejas.

hamsterEl caso es que desde el día 7 la cosa no para y me dejan muy poco tiempo para escribir. Por fin terminé mi novela, que estaba en Standby desde agosto y le quedaba solo un capítulo para cerrarse. Es muy cortita, pero su misión es ser simplemente la introducción a lo que luego pretendo desarrollar como una serie de historias encadenadas. Despacito y con buena letra. Mañana comenzará su primera fase de revisión: antiguos profesores míos de literatura y algunos escritores profesionales que tengo a mano. Tengo una oferta ahora mismo de una editorial a la que le comenté el proyecto pero ya veremos en qué acaba la cosa. Creo que tardará en ver la luz…

Por otro lado con todo este lío no sé si comenzaremos la nueva temporada de LNQMQ este jueves o el que viene ¡Me faltan horas!