El juez (#Cajas Críticas)


Ayer fui al cine con mi abuela. Ella es una de esas personas a las que cualquier plan que la saque de casa le parece bien pero luego no tiene reparos en dormirse y roncar donde quiera que la lleves. El caso es que como es la fiesta del cine y las entradas están a 2,99€ había que aprovechar para ver alguna película. Elegimos El juez.

La película en cuestión trabaja el tema del conflicto familiar desde la perspectiva de un abogado de éxito al borde del divorcio que se encuentra durante un juicio ante la dura noticia de que su madre ha fallecido. Nos presentan hasta el momento a un hombre sin escrúpulos, aparentemente un incompetente emocional que de pronto pide un aplazamiento en su trabajo para darle prioridad a la despedida de su madre, a la que hace años que no ve. Eso ya te genera curiosidad hacia el personaje.

Vuelve al pueblo en el que ha crecido y el director nos presenta una, para mi gusto, acertada fotografía que evoca la nostalgia que el protagonista se niega a mostrar. Allí un padre, juez, implacable, que ha apartado a su hijo de su lado durante los últimos veinte años y dos hermanos, un típico padre de familia bonachón y un asperger (que hoy por hoy no pueden faltar en ninguna película ni serie americana porque es el trastorno de moda). Cuando parece que el protagonista vuelve a su rutina un acontecimiento absolutamente sorprendente y que requiere la presencia en la escena de un buen abogado le hace alargar su estancia más de lo previsto.

La película parece una versión de Agosto, con un reparto absolutamente magistral que no deja las lagunas que dejaba aquella. Son dos horas y veinte minutos de cinta que para algunos resultarán excesivos pero teniendo en cuenta que no quedan temas en el aire y que estás absolutamente absorto en la interpretación de Robert Downie Jr no me parece exagerado.

Puntos fuertes:

El desarrollo emocional de los personajes. Es algo que prefuentemente descuidan las películas americanas y que era mi miedo teniendo el cuenta que el director de esta película está especializado en comedias y no en dramas. La trama entre los personajes principales queda hilada perfectamente y consigue que las emociones sean un personaje más de la película.

El reparto. No solo merece la pena ver a Robert Downie Jr, también nos encontramos con un Robert Duvall o Billy Bob Thorton para quitarse el sobrero.

Puntos débiles.

La extensión. Para muchos se hace pesada cualquier película que pase de los 120 minutos y especialmente si no les interesa una trama tan psicológica. Se arriesgan a perder espectadores para intentar crear un film oscarizable.

Parte del guión. Las situaciones que se dan a lo largo de la película son en ocasiones poco creíbles, aunque compensadas por el trabajo del elenco.

Al final de la película la gente aplaudió, hacía años que no veía eso en un cine pero no tengo claro si era por la calidad de la película o porque había terminado, como digo es una película con la que te puedes exponer a todo tipo de críticas. Solo diré que mi abuela no se durmió.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s